Limpieza y mantenimiento de suelos de mármol

El mármol es un material elegante y duradero que puede añadir un toque de lujo a cualquier espacio. Sin embargo, para mantener su belleza y brillo, debemos seguir un régimen adecuado de limpieza y mantenimiento.

Tipos de limpieza del mármol

Limpieza diaria

Barrido y aspirado eliminando el polvo y los residuos de manera regular para evitar arañazos en la superficie.
Fregado suave usando una mezcla de agua tibia y un detergente suave. Es importante evitar productos ácidos o alcalinos que puedan dañar el mármol.

Limpieza profunda

Tratar las manchas rápidamente

  • Manchas orgánicas, utilizar una mezcla de peróxido de hidrógeno y unas gotas de amoníaco.
  • Manchas de aceite, aplicar una pasta de bicarbonato de sodio y agua.
  • Para pulir debemos usar siempre un pulidor específico  restaurar el brillo. Es recomendable pulir cada 9-12 meses.

Mantenimiento

Sellado: Aplicar un sellador de mármol una vez al año para proteger contra manchas y daños. Esto ayudará a mantener la porosidad del mármol bajo control.
Protección Física: Utilizar alfombras y tapetes en áreas de alto tráfico para minimizar el desgaste.
Evitar productos ácidos como el vinagre o limón ya que pueden corroes el mármol. También debemos evitar productos abrasivos porque pueden rayar la superficie.
Siempre recomendamos usar paños suaves de microfibra para evitar rasguños y limpiar rápidamente cualquier derrame para prevenir manchas permanentes.
Realizamos el mantenimiento del suelo de mármol con especial cuidado y productos adecuados.  Así el mármol conservará su belleza y durabilidad a lo largo del tiempo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio
En Brillosuel estamos para ayudarte.